Home / Test Drive / Volkswagen Tiguan 2017: Más espacio y tecnología en su segunda generación

Volkswagen Tiguan 2017: Más espacio y tecnología en su segunda generación

La primera generación del Volkswagen Tiguan resultó ser muy importante para el fabricante alemán, su producción comenzó hace diez años, en el 2007 y fue un éxito en ventas para la marca especialmente en mercados donde buscaba aumentar su participación como Asia y América. Para cerrar el 2017, Vokswagen ha estrenado la segunda generación de este utilitario, con cambios profundos que van de lo estético a lo funcional, con nuevos aditamentos tecnológicos orientados a facilitar la vida de su conductor.

Su exterior hace una importante evolución. Líneas más angulares esculpen su silueta, más sobria pero a su vez más elegante. Sus líneas horizontales en el frente, la parrilla de tres barras marcadas ayudan a la imagen imponente, aunque no hay que dejar de lado el hecho que esta nueva generación es más ancha y más larga que su predecesor. Las lámparas gruesas y alargadas hacen lo propio para agregar carácter junto a una línea de leds que funcionan para la luz diurna y en las versiones más equipadas, faros con luces altas y bajas con proyector e iluminación led.

El Volkswagen Tiguan llega a nuestro mercado en tres versiones, Trendline, Comfortline y Highline. La primera más sencilla lleva rines de 17”, las versiones Comfortline y Highline llevan rines de 18” en diseños diferentes y la última más detalles en cromo. Para nuestra prueba de este mes nos hemos llevado la versión intermedia que Volkswagen denomina Comfortline.

La nueva generación del Tiguan utiliza la plataforma MQB del grupo Volkswagen-Audi y que es utilizada en una amplia variedad de vehículos, como el Audi Q2, una plataforma muy versátil  que permite configurar los autos en una gran variedad de carrocerías. En el caso del Volkswagen Tiguan, el fabricante alemán ha logrado maximizar el espacio interior creando un habitáculo amplio y en su parte trasera han logrado incluir una tercera fila de asientos. La segunda fila ofrece asientos corredizos lo que hace más fácil acomodar adultos en la fila del fondo o si mantenemos está opción guardada, permite incrementar el espacio del maletero, que en posición estándar logra un cubicaje de 760 litros bastante generoso para su segmento.

La tecnología es uno de los elementos que vuelve más atractivo al Tiguan y todo comienza desde su motor. Todas las versiones vienen equipadas con un motor turbocargado de la familia TSI. En las versiones Trendline y Comfortline se utiliza un motor 1.4 litros que entrega 150 caballos de potencia y 250 Nm de torque, ambas versiones acopladas a un mando automático DSG de 6 velocidades. Su desempeño es muy bueno, especialmente si tomamos en cuenta su tamaño, de una salida detenida hasta los 100 km/h logra hace 9 segundos. En calle su entrega de potencia se siente bastante lineal, con poco retraso el turbocargador y una buena administración de los cambios, si necesita rebasar, las levas en el volante permiten bajar cambios con rapidez.

Si necesita más potencia, la versión Highline utiliza el motor 2.0 litros, este entrega 180 caballos y 320 Nm de torque con una caja de 8 velocidades y tracción a las cuatro ruedas. El recorrido de 0 a 100 lo hace en solo 7 segundos y fracción y su sistema de tracción integral será especialmente útil para los más aventureros.

La suspensión se encuentra bien calibrada, muy al estilo europeo, ni muy rígida ni muy blanda, eficiente para brindar un manejo confortable y una sensación positiva de control, aún cuando pasamos más tiempo en la versión de tracción delantera.

El paquete de tecnología demuestra las capacidades de este interesante utilitario. Desde su versión intermedia Comfortline, el Tiguan incluye elementos como el sistema de estacionamiento “hands off” que detecta espacios disponibles y logra estacionar el auto de forma automática. El conductor solo debe seleccionar los cambios como le indica el tablero del auto. Cuenta con el sistema de conectividad App – Connect que permite el control aplicaciones del Smartphone a través de la pantalla del sistema de infotenimiento, junto con una pantalla táctil de 8 pulgadas, doble puerto USB y un puerto SD, llevan al sistema de información y entretenemiento a un nuevo nivel. La versión Highline incluye un tablero completamente digital ‘Volkswagen Digital Cockpit’ que no solo es atractivo y de fácil lectura, también es personalizable.

En todas sus versiones el Tiguan es una opción muy interesante a tomar en cuenta cuando se busca un auto familiar, pero el Comfortline entrega un balance ideal entre costo y beneficios, ofreciendo lo mejor de Volkswagen para siete pasajeros.

Motor: I4 1.4 Turbocargado TSI Potencia: 150 HP Torque: 250 Nm 0-100 km/h: 9.0 segundos Transmisión: Automática DSG 6 velocidades Dimensiones: 4,721 x 1,839 x 1,643 mm Precio Inicial: $27,500

About Benjamin Chellew

Dedicado al periodismo de los motores con estudios de Mecánica Automotriz en la Universidad Tecnológica de Panamá. Emprendedor, Car Guy y aficionado a los deportes

También puedes ver

Volkswagen Saveiro 2018: Un gigante compacto de trabajo

Debo admitir que soy un gran aficionado de los ‘pick-up’ compactos. Simplemente me parecen geniales. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *