Home / Noticias / Ford Edge ST: Lo nuevo de Ford Performance

Ford Edge ST: Lo nuevo de Ford Performance

Ford Performance, una marca que incluso más antigua que la misma Ford. Todo data a 1901, cuando Henry Ford estaba quebrado luego de fracasar con su primera compañía de autos, se metió a las carreras con el propósito de recuperar reconocimiento y algo de dinero de emprender nuevos proyectos

Él no era un piloto, pero conocía bien los autos así que armó un pequeño equipo para correr a ‘Sweepstakes’ un pequeño auto de carreras, un poco artesanal en su diseño si se veía comparado a sus competidores, un modesto motor de 26 caballos. Era liviano, y aunque no era el más potente, según las pruebas preliminares alcanzaba una velocidad de 115 km/h cuando el récord de velocidad de la época era 105 km/h. Henry entró a la competencia, logró dominar el auto y ganó la carrera, superando al que era considerado el mejor piloto de la época en los Estados Unidos, Alexander Winton. Ford recuperó la confianza de los inversionistas, poco después comenzó Ford Motor Company y el resto de la historia quizás ya la conocen.

¿Por qué les cuento esto?  Bueno, primero porque me gustan las historias, y segundo porque es importante entender de donde viene Ford Performance, es una división de Ford que ha llevado autos a grandes competencias como Le Mans, el Mundial de Rally, NASCAR e incluso Fórmula Drift. Nos ha dado algunos de los mejores autos que vemos en las salas de ventas de Ford como el Focus ST, el Mustang GT350 y el Ford Raptor.

“Ford Performance ha decidido experimentar con un nuevo segmento, los utilitarios y los crossovers”

Ahora Ford Performance ha decidido experimentar con un nuevo segmento, los utilitarios y los ‘crossovers’. No es sorpresa, es el segmento del mercado que se mueve con más dinamismo en el último quinquenio, el frenesí por este tipo de autos obliga de cierta forma a las marcas a aumentar la oferta en este rubro, y el primer modelo en ganar el emblema ST ha sido el Ford Edge.

Es una decisión bastante obvia, el Edge siempre ha sido el utilitario más deportivo de la familia del óvalo azul, por lo que ya era más natural esa transición a una versión más deportivo. Los cambios estéticos son bien marcados en el paquete ST, donde la amplia parrilla deja a un lado las barras horizontales más elegantes por una en un tramado de panal, la parte inferior de la defensa un nuevo difusor con aletas que se proyectan hacia los lados. En la parte trasera también encontraremos una nueva defensa, más deportiva y dos salidas de escape cuadradas en acabado de aluminio pulido. Como se ha vuelto tendencia en las versiones de altos desempeño de casi todos los fabricantes, el cromo es eliminado en favor de un acabado negro brillante. Para poner la cereza del pastel, el modelo que probamos viene acabado en un color azul exclusivo de ST llamado “Ford Performance Blue” y que es el tono que mejor le luce a este modelo.

En el interior encontraremos emblemas ‘Ford Performance’ en el estribo al abrir la puerta, el de ‘ST’ en la parte baja del volante deportivo de tres radios y grabados en el respaldar de las butacas deportivas, para agregar deportividad también encontraremos pedales de frenos, acelerador y el reposapies en aluminio.

¿Es realmente deportivo?

Sí, y vamos a entrar en la parte de números. El Ford Edge ST equipa un motor de 2.7 litros con doble turbocargador de la ya reconocida familia Ecoboost. Ford Performance lo lleva a 335 caballos y 515 Nm de torque, lo que es 20 caballos más que lo que entregaba la versión Sport de la generación anterior. Puesto sobre el pavimento esto se traduce en un cuarto de milla de 14.7 segundos y una aceleración de 0 a 100 km/h en 5.6 segundos, lo que es muy bueno tomando en cuenta que este gigante azul pesa más de poco más de 4,500 libras.

La potencia viaja a través de una transmisión de ocho velocidades y se conecta a un sistema de tracción a las cuatro ruedas inteligente, con control vectorial y la capacidad de desconectar las ruedas traseras para economizar combustible. La transmisión de ocho velocidades tiene una respuesta bastante rápida para una caja convencional con convertidor de torque, con un paso entre cambios bien marcado. En modo Sport la transmisión lleva las revoluciones más arriba en el tacómetro buscando la máxima potencia gracias a un mapa más agresivo, las marchas pueden ser administradas por las levas detrás del volante y la función de Rev Matching sube las revoluciones del motor para emparejar las marchas y mantener la presión sobre el turbocargador.

El Edge ST es muy brioso, a diferencia de las versiones regulares, aunque no se maneje en Sport, el auto siempre está pidiendo que uno pise el acelerador, algo que va a ser del deleite de los que gustan de los autos de buen ‘performance’ pero algo tedioso para los que buscan algo más tranquilo. La parte sonora es diferente, en el manejo regular el Edge ST es considerablemente silencioso en su andar, con una cabina bien insonorizada pero al pasar a Sport todo cambia y se despierta la nota del motor. Aquí Ford ha hecho algo de trampa por decirlo así, el sonido exterior es neutralizado mediante ondas que se producen en las bocinas para cancelar el ruido, pero de igual forma pueden acentuar la nota del motor cuando está en Sport para agregar dinamismo a la experiencia de manejo.

La suspensión también ha recibido el tratamiento Ford Perfomance. En la parte delantera las espirales han sido reforzadas, subiendo su rigidez en un 10% mientras que la parte trasera mejora en un 20%. Las barras estabilizadoras en esta versión son sólidas, nuevamente para mejorar la rigidez. Esto se traduce en un manejo más preciso, y ayudan a que en curvas el auto se sienta muy estable, con poco ‘bodyroll’ esa sensación que dan los utilitarios de recostarse hacía la parte externa de las curvas rápidas. Algo que no es una tarea fácil en un vehículo de estas proporciones.

Diseñado para el mundo real

La realidad es que el Ford Edge ST es un auto para entusiastas, pero no es un auto que uno vaya a llevar todas las semanas a las pistas (aunque sería interesante) y el entorno donde se va a manejar con frecuencia es ciudad y carretera realizando las tareas cotidianas como ir de paseo, buscar los niños a la escuela o ir de compras y es aquí donde uno realmente valora lo balanceado que es el Ford Edge, deportivo pero sin perder su verdadero objetivo.

El interior es enorme, la posición de manejo del conductor es muy cómodo, incluso con las butacas deportivas en cuero y alcántara de esta versión. La fila trasera ofrece espacio para tres pasajeros sin preocupaciones y para el equipaje, el maletero es uno de los mejores del segmento con 602 litros o hasta 1,788 litros si reclinamos los asientos traseros.

“El Ford Edge ST equipa un motor de 2.7 litros con doble turbocargador de la ya reconocida familia Ecoboost”

Para los amantes de la tecnología, el Ford Edge ST viene equipado con la última versión del SYNC3 Applink, el sistema de conectividad de Ford que permite administrar las funciones del teléfono desde el sistema de entretenimiento mediante comandos de voz, incluso tiene una función para ser utilizado como un Hotspot. Elementos de funcionalidad como dos puertos USB delanteros, uno trasero e incluso un puerto de 110v en la parte trasera de la consola central ayudan a que toda esta tecnología no nos deje sin batería.

La seguridad también viene cargada de lo más reciente del equipo de ingenieros de Ford. Elementos como un sistema de Asistencia para evitar colisiones frontales, sistema de alerta de punto ciego con alerta de tráfico cruzado y un sistema de asistencia para mantenerse en el carril hacen que no solo sea divertido, también es muy seguro.

Ford ha hecho un gran trabajo en el Edge ST pero lo más importante es que es un auto al que es difícil buscarle un verdadero competidor, y los más cercano que podemos encontrar se encuentra en el segmento de autos Premium, donde ya hablamos de otros precios y otros tipo de vehículo realmente, por lo que hasta el momento se mantiene como una propuesta prácticamente única en el mercado.

Bueno, no tan única, al momento de escribir esta nota ya se había filtrado las primeras imágenes de lo que puede ser una Ford Explorer ST cargada en camuflaje recorriendo las calles de Detroit, así que es muy probable que la familia Ford Performance crezca muy pronto.

Ficha Técnica

V6 2.7
Ecoboost

335
HP

515
NM

5.6 segundos
0-100 km/h

Automática 8 velocidades
Transmisión

4,779 mm x 1,928 mm x 1,742 mm
Dimensiones

$63,900.00
Precio inicial

 

About Benjamin Chellew

Dedicado al periodismo de los motores con estudios de Mecánica Automotriz en la Universidad Tecnológica de Panamá. Emprendedor, Car Guy y aficionado a los deportes

También puedes ver

#RutaSemanal Se necesita moderación en las calles

  Paz en las calles Por un choque, un malentendido o un manejo desordenado los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *