Home / Noticias / Maserati Quattroporte, el exclusivo auto del Palacio del Quirinal

Maserati Quattroporte, el exclusivo auto del Palacio del Quirinal

Era el 14 de diciembre de 1979 cuando la tercera generación del Maserati Quattroporte, fue presentada al Presidente de la República Italiana Sandro Pertini. En la ceremonia desarrollada en el Quirinal, en Roma, estaban también presentes el entonces Ministro de Industria y Comercio Antonio Bisaglia y el Consejero Delegado de la Casa del Tridente, Alejandro de Tomaso.

La tercera generación del Maserati Quattroporte, diseñado por Giorgetto Giugiaro, fue el primer vehículo completamente nuevo diseñado durante el periodo de la gestión de Tomaso (1976-1993) y estaba inspirado en las líneas de la primera versión del Quattroporte del 1963, si bien con líneas menos deportivas y más formales.

El Quattroporte de tercera generación se caracterizaba por interiores lujosos y refinados. Adoptaba el motor V8 disponibles en las variantes 4.2 L de 255 caballos y 4.9 L de 280 caballos. La velocidad máxima era de 220 km/h. Su comercialización comprendió el periodo desde el año 1979 hasta el 1990 con un total de 2.145 unidades vendidas.

En 1982 la Secretaría General de la Presidencia de la República Italana solicitó a Maserati la realización de un Quattroporte blindado para el Presidente de la República Italiana. Un años después la Casa de Módena entregó un Quattroporte color “Dark Aquamarine” con interiores en terciopelo beige al Presidente Sandro Pertini, quien lo utilizó habitualmente para sus compromisos institucionales.

Una de las peculiaridades del vehículo era la presencia de un gran cenicero con un soporte para una pipa, situado en el centro de los asientos traseros: la petición vino diréctamente del Presidente y Maserati lo realizó modificando el sillón trasero. Disponía también de un mueble bar, instalación telefónica y un interfono para hablar con el exterior del vehículo.

El habitáculo del vehículo estaba completamente blindado a prueba de balas, con láminas de manganeso de alta resistencia. También los cristales estaban blindados, hechos de policarbonado con 31 mm de espesor, con 4 ventanillas con mando eléctrico. El techo era retráctil sobre los asientos traseros para permitir viajar en pie al Presidente y poder saludar a la multitud; un soporte para agarrarse se había instalado específicamente en la espalda del asiento delantero derecho para hacer que su posición de pie fuera más segura y confortable.

El Jefe del Estado usó el Quattroporte de tercera generación en cada ocasión pública, incluida la histórica visita a la fábrica de Ferrari en Maranello el 29 de mayo de 1983. En aquella ocasión, según el protocolo, una vez que el vehículo llegara al interior de la planta, el anfitrión debería acercarse al vehículo presidencial. Sin embargo, Enzo Ferrari permaneció inmóvil a poco más de diez metros del auto. El anciano Presidente Pertini bajó del Quattroporte y se encaminó hacia el patrón ferrarista. Enzo no se había movido por la antigua rivalidad entre la casa del Cavallino Rampante y la del Tridente.

En 1986 se presentó una nueva versión denominada “Royale”: se trataba de un ‘restyling’ con interiores mejorados, con asientos en suave piel y un amplio uso de la madera en el tablero y los paneles de las puertas. Una particularidad era el radio teléfono situado en el hueco de la consola central entre los asientos delanteros y la mesita plegable retráctil en las puertas traseras. El Quattroporte Royale iba dotado del potente motor V8 de 4.9 L pero esta vez con 300 caballos, un exclusivo auto del que solo se produjeron 51 ejemplares.

Todavía en la actualidad el Quattroporte es el vehículo oficial de la Presidencia de la República: el 2 de junio pasado, con ocasión de la Fiesta de la República, el Presidente Sergio Mattarella ha utilizado el Quattroporte (VI generación) en color “blu istituzionale”, específicamente realizado por la Casa del Tridente. El vehículo presenta acabados interiores en “black piano” (madera lacada en negro) en combinación con piel Pieno Fiore.  Particular atención se ha dedicado a la insonorización del habitáculo para garantizar un excelente confort a bordo del coche en cada tipo de uso. La parte trasera de la consola muestra el friso de honor de la República Italiana. El Quattroporte realizado para la Presidencia de la República ha sido modificado para alcanzar los más elevados niveles de seguridad para los vehículos destinados a compromisos institucionales.

About Benjamin Chellew

Dedicado al periodismo de los motores con estudios de Mecánica Automotriz en la Universidad Tecnológica de Panamá. Emprendedor, Car Guy y aficionado a los deportes

También puedes ver

Excel Pinten renueva su infraestructura de talleres

Con una inversión de más de medio millón de dólares, Excel inauguró en Panamá el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *