Home / Noticias / Volkswagen T-Cross: Seguridad y tecnología para conquistar el mercado

Volkswagen T-Cross: Seguridad y tecnología para conquistar el mercado

Cada día hay más ‘crossovers’ compactos, es una invasión, que comienza por el Nissan Kicks, actualmente el más vendido en su clase, y pasamos por Hyundai Creta, Suzuki Vitara, Toyota Rush, Mazda CX-3 y otros de menos volumen de ventas. Volkswagen no podía quedarse atrás, lo más cercano a este segmento era su Crossfox que no estaba a la altura de la reciente avalancha de ‘crossovers’ y con la nueva Tiguan, más grande y más madura, ya se hablaba de un nuevo modelo para tomar un pedazo del pastel de este segmento, uno que es, además, de los de más rápido crecimiento en el mundo.

El T-Cross llega con un diseño muy atractivo, indudablemente Volkswagen. La parrilla que se prolonga de forma horizontal hasta acompañar a las lámparas con iluminación led (desde la versión Comfortline) es una característica que ya habíamos visto en el nuevo Jetta, un elemento que le da una distinción y elegancia especial. En la parte trasera vemos nuevamente como sus líneas están claramente inspiradas en la actual generación de productos Volkswagen. En general encontraremos un auto que se adapta muy bien a todos los gustos, y como es el caso del Jetta, se ve más costoso de lo que realmente es.

Elementos atractivos incluyen la amplia paleta de colores que ofrece el T-Cross donde la gran mayoría son tonos muy originales de la marca, y en modelos seleccionados está disponible pintura de doble tono exterior, un elemento que está muy de moda. En todas las versiones encontraremos aros de aluminio, en nuestra versión de 17 pulgadas con neumáticos 205/55R17.

El T-Cross está construido sobre la plataforma MQB A0 del grupo Volkswagen, y que comparte con modelos como el SEAT Arona y los Volkswagen Virtus, Polo y en el Tarok.

Compacto, sí, pero cargado en tecnología

Volkswagen se ha tomado la tarea de ofrecer un conjunto tecnológico muy completo en sus nuevos modelos, integrando los dispositivos móviles, sensores del auto y al conductor de una forma que pocos fabricantes pueden alardear. El T-Cross incorpora elementos únicos en su segmento como lo es el sistema de asistencia de estacionamiento, donde el auto toma el control del volante y el conductor solo debe dosificar el acelerador, regular la frenada y cambiar las marchas. Sí bien ya conocemos este sistema, es algo que usualmente encontramos en vehículos de un segmento más alto o incluso en marcas de lujo.

En las versiones más equipadas encontraremos el tablero Active Info Display, un tablero completamente digital que no solo nos provee información como velocidad y revoluciones del motor, es un conjunto totalmente personalizable con información de la computadora del auto, sistema de entretenimiento y conectividad. La pantalla de 10.2 pulgadas es de fácil lectura, muy atractiva y un elemento que agrega valor a la propuesta de Volkswagen. Este elemento se integra por medio del diseño del tablero a la pantalla de 6.5 pulgadas del sistema de entretenimiento, donde encontraremos conectividad Bluetooth, Android Auto y Apple Carplay, dos puertos SD y puertos USB, dependiendo de la versión la T-Cross puede equiparse con un sistema de 300 watts desarrollado por Beats Audio.

Como un detalle adicional, la iluminación en las versiones Comfortline y Highline es de tipo led acompañadas de una línea que contornea la parte inferior que funciona como luz diurna, y como elemento diferenciador, las halógenas tienen una función especial de seguimiento cuando tomamos una curva. Su función es muy sencilla, cuando tomemos una curva a la izquierda, la lámpara de este lado se enciende para iluminar el trazado y permite eliminar zonas en penumbra en los giros cerrados.

La tecnología no solo son amenidades para hacer el manejo más entretenido, en el T-Cross también se transfieren en seguridad por lo que fue calificado con el ‘Advanced Award’ de Latin NCAP por conseguir las cinco estrellas para ocupantes adultos y niños e incorporar medidas adicionales de seguridad.

Todas las versiones incorporan seis bolsas de aire, sí, todas desde el modelo más económico. Aclajes ISO Fix para ajustar asientos de retención infantil, control electrónico de estabilidad, frenos ABS con EBD y un sistema de frenado post-colisión que al detectar un impacto reduce la velocidad a menos de 10 km/h para evitar múltiples colisiones.

Para el tren motor, Volkswagen a hecho una apuesta segura y ha equipado este modelo con su motor 1.6 MSi de cuatro cilindros y 16 válvulas. Con una potencia de 110 caballos y 155 Nm de torque, aunque algunos se emocionaron al pensar en una opción turbocargada (en otros países se comercializa con el 1.0 TFSI) el 1.6 es muy sensato si tomamos en cuenta que la mayoría de sus competidores andan en el mismo rango de cilindrada y potencia, donde el usuario de este tipo de vehículos está más orientado por otras cualidades, más allá del desempeño del motor.

El 1.6 MSI es un motor bien conocido dentro de la familia Volkswagen y se caracteriza por su confiabilidad y el buen rendimiento de combustible que ofrece. Para administrar la potencia, el T-Cross puede estar equipado con una caja manual de cinco velocidades la versión más básica (Trendline) o una automática de seis velocidades. En todas las variantes de la T-Cross tendremos disponible exclusivamente tracción delantera, otra decisión acorde con sus competidores, donde pocos fabricantes ofrecen una opción de tracción a las cuatro ruedas.

En el camino el T-Cross tiene un andar muy agradable, es cómoda con una buena insonorización de la cabina para un ambiente muy tranquilo. El motor hace un buen trabajo en llevar el auto, con aceleraciones suaves y progresivas con una transmisión cuyas relaciones hacen un buen trabajo ya sea en tráfico o cuando ganamos velocidad en carretera.

Una buena propuesta de valor

Volkswagen tiene una característica muy especial en sus lanzamientos más recientes, y es que siempre nos da la sensación de ser un auto más costoso de lo que realmente estamos pagando, y esto lo logra gracias a su equipamiento, tecnología, diseño y la forma en la que utiliza los materiales. El T-Cross mantiene este concepto que ya habíamos destacado del Jetta, es un utilitario que se ve y siente de mayor nivel que sus competidores, ahora toca ver esto es suficiente para conquistar este difícil segmento.

Ficha técnica

Motor
I4 1.6 MSI

Potencia
110 HP

Torque
115 NM

0-100 km/h
14.3 segundos

Transmisión
Automática 6 velocidades

Dimensiones
4,199 mm x 1,769 mm x 1,598 mm

Distancia entre ejes
2,651 mm

Ensamblaje
São José dos Pinhais, Brasil

 

About Benjamin Chellew

Dedicado al periodismo de los motores con estudios de Mecánica Automotriz en la Universidad Tecnológica de Panamá. Emprendedor, Car Guy y aficionado a los deportes

También puedes ver

Chevrolet C8.R hará su debut en la Rolex 24 en Daytona en enero 2020

Chevrolet comienza un nuevo capítulo en su histórico legado de carreras con la introducción del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *